Taking stock and looking ahead on gender-based violence prevention

Someone about to catch a ball in a team-building exercise

Haga clic aquí para español

19 November 2018

A  five-year program aiming to prevent gender-based violence (GBV) through engaging men and boys in gender transformative programs and advocacy reached its midpoint this year. The Prevention+ program marked the milestone by reviewing, reflecting on, and learning from achievements made and challenges encountered so far at a partners meeting held in Entebbe, Uganda from 21 to 28 September 2018. Implemented across five countries (Indonesia, Lebanon, Pakistan, Rwanda and Uganda), the Prevention+ program works to addresses the root causes of gender-based violence through the engagement of men and boys, working from the individual, to the community, to the institutional and government level.

At this year’s annual partners’ meeting, participants from MenEngage Alliance Global Secretariat, who act as technical partner for Prevention+, met other partners from all levels of the program to discuss the findings of the program-wide Mid-Term Review (MTR).  This provided an invaluable opportunity to engage in a rich conversation regarding the program’s implementation since its inception, and to collectively strategize ways forward for the remaining two years.

Group shot at the equator in Uganda

1. The Prevention+ team stops to take a picture at the Equator en route to visit one of Prevention+ Uganda’s program sites in the rural district of Bunshenyi, where program partner Reproductive Health Uganda (RHU) manages several sexual and reproductive healthcare clinics and gender-based violence prevention school clubs.

 

Doing no harm, being accountable, and recognising diversity in GBV prevention work

According to the report, three core principles required further consideration in order to reach their full realization within the program. These included:

  • Do no harm, prioritizing the safety of survivors of violence
  • Work with, remain accountable to, and in dialogue with, women’s rights organizations
  • Be inclusive and responsive to diversities among men

In particular, the principle of Do No Harm garnered discussion among Prevention+ members, as participants highlighted that national processes for referring cases of GBV at country level may need further fine-tuning to ensure that they were effectively meeting the principle of do no harm. Suggestions to map organizations carrying out direct support services for survivors of violence were raised, as well as ensuring follow-up for referred cases. The program made the general recommendation to develop a (country specific) protocol for all Prevention+ countries on prioritizing needs of survivors (referral/follow-up) under the principle of do no harm. This recommendation aims to continue to center accountability in the work of the program at all levels through accountability towards – and in dialogue with – women’s rights and feminist organizations and movements.

People in conversation around a table

2. Participants work in breakout tables to discuss the implications of “Sustainability in Changing Contexts”, and methods by which Prevention+ can ensure its continued sustainability at national level in the years to come.

What does accountability look like in practice for GBV prevention?

Oswaldo Montoya, Accountability Associate with MenEngage Alliance Global Secretariat, led a session with all participants on accountable practices in the work to engage men and boys in GBV prevention and response. The key objectives were to collectively reflect about the meaning of accountability for those among us who work with men and boys to promote gender justice as well as to discuss current concerns around accountability in the engaging men field, including both the historic and current concerns expressed by women’s rights and feminist organizations on the subject.

The session included role plays, plenary discussion, and teamwork that drew key themes from the 2018 MenEngage Accountability Toolkit. Participants drew a consensus on the need to continue to deepen accountable practices and, as a key recommendation, highlighted:

  • The program will work towards capacity strengthening at all levels on accountable practices, using the MenEngage Alliance Accountability Toolkit, in addition to working towards the development of institutional policies/mechanisms to deal with sexual harassment

Taking the discussion further, during the closing collective evaluation of the partner’s meeting, country partners expressed the desire to explore intersectional accountability which considers various layered and interconnected forms of identity, oppression and marginalisation.

Oswaldo Montoya from MenEngage presenting the accountability toolkit to the room of delegates

3. Oswaldo Montoya, from the MenEngage Alliance Global Secretariat, carries out a session on Accountable Practices, carrying out a dynamic activity from the MenEngage Alliance Toolkit with Prevention+ Participants.

 

Moving forward with GBV prevention

The mid-term review showed that the program has made strides over the last two years towards the realization of the social change as laid out in its founding Theory of Change. It noted areas for continued focus and amplification where the program had been successful in reaching its objectives, as well those in which strategic adjustments would be required in order to meet the program’s broader objectives. In particular, it highlighted a need to continue working with religious leaders as key “community influencers”, the need to raise capacity in the implementation of gender-transformative programs and approaches at the institutional level, as well as the program’s overall need to continue to deepen its accountable practices at all levels, towards women’s rights and feminist organizations and movements, both in the national and internal contexts.

The program is possible thanks to funding by the Dutch Ministry of Foreign Affairs and is coordinated by Rutgers Netherlands, Promundo-US, and Sonke Gender Justice, with MenEngage Alliance acting as technical partner.

For a more extensive insight on Prevention+, including the lessons learned and ways forward, visit rutgers.international/programmes/prevention

For more information on how to make your work more accountable, visit menengage.org/accountability

Photographs by Kato James

 

Four people on stage in a panel discussion

4. Representatives from the Prevention+ Consortium Team discuss insights on the design and implementation of the mid-term review survey, and presented insights into its findings and outcomes (From left to right; Brian Heilman, Promundo; Wessel van den Berg, Sonke Gender Justice; Ruth van Zorge, Rutgers Netherlands; Andre Lewaks, Sonke Gender Justice)

 

Evaluar y mirar hacia delante sobre la prevención de la violencia basada en género.

9 de Noviembre 2018

Un programa quinquenal, que busca prevenir la violencia basada en género (VBG) a través del involucramiento de los hombres y niños en programas e incidencia política transformadores de género, alcanzó su punto intermedio este año. En una reunión de socios celebrada en Entebbe, Uganda del 21 al 28 de Septiembre 2018, el programa Prevención+ marcó este hito evaluando, reflexionando y aprendiendo sobre los logros alcanzados y los desafíos  enfrentados hasta ahora. Implementado a través de cinco países (Indonesia, Líbano, Pakistán, Ruanda y Uganda), el programa Prevención+ aborda las causas profundas de la violencia basada en género a través del involucramiento de hombres y niños. Trabajan desde lo individual, el nivel de comunidad y a nivel institucional y del gobierno.

En la reunión anual de socios de este año, los y las participantes del Secretariado Global de La Alianza MenEngage, quienes actúan como socio técnico para Prevención+, se reunieron con otros socios de todos los niveles del programa para discutir los resultados de la evaluación intermedia (MTR)  del programa completo. Esto ha supuesto una oportunidad invaluable para profundizar en la implementación del programa desde sus inicios, a través de una rica conversación. También permitió el desarrollo de estrategias colectivas para avanzar en los dos años restantes.

 

No hacer daño, rendir cuentas y reconocer la diversidad en el trabajo de prevención de VBG

Según el informe, tres principios centrales requerían mayor consideración para poder alcanzar su realización plena dentro del programa. Estos son:

  • No hacer daño, priorizando la seguridad de sobrevivientes de la violencia
  • Trabajo con, rendir cuentas a, y en dialogo con organizaciones por los derechos de las mujeres
  • Ser incluyente y responder a diversidades entre hombres

En particular, el principio de No Hacer Daño provocó discusión entre los integrantes de Prevention+. Las personas participantes resaltaron que los procesos nacionales para referir casos de VBG a nivel del país necesitarían afinarse para asegurar que cumplan efectivamente con el principio de No Hacer Daño. Se hicieron sugerencias tales como el mapeo de las organizaciones que llevan a cabo apoyo directo a sobrevivientes de la violencia y la necesidad de asegurar el seguimiento para los casos que se refieren. El programa hizo la recomendación de desarrollar un protocolo especifico por país  para todos los países Prevención+ con relación a las necesidades de sobrevivientes (referencias/seguimiento) bajo el principio de No Hacer Daño.  Esta recomendación busca continuar centrándose en la rendición de cuentas en el trabajo del programa en todos los niveles a través de una rendición de cuentas hacia –y en dialogo con- las organizaciones y movimientos por los derechos de las mujeres y feministas.

 

Cómo se ve la rendición de cuentas en la práctica para la prevención de VBG?

Oswaldo Montoya, Socio para la rendición de cuentas con el Secretariado Global de la Alianza MenEngage, dirigió una sesión con todas las personas participantes sobre las prácticas de rendición de cuentas en el trabajo para involucrar a los hombres y niños en la prevención y la respuesta. Los objetivos clave fueron: reflexionar sobre el significado de la rendición de cuentas para aquellos entre nosotros que trabajamos con hombres y niños en la promoción de la justicia de género; y discutir las preocupaciones actuales sobre la rendición de cuentas en el campo del involucramiento de los hombres, incluyendo las consideraciones históricas y actuales planteadas por las organizaciones feministas y por los derechos de las mujeres sobre el tema.

La sesión incluyó juegos de roles, la discusión de plenaria y el trabajo en equipos para trazar temas clave de la caja de herramientas de 2018 de MenEngage para la rendición de cuentas. Los participantes llegaron a consenso sobre la necesidad de seguir profundizando sobre las practicas de rendición de cuentas. Como recomendación clave se subrayó lo siguiente:

  • El programa trabajará en función de fortalecer las practicas de rendición de cuentas a todos los niveles, usando la caja de herramientas para la rendición de cuentas de la Alianza MenEngage, además de trabajar hacia el desarrollo de políticas/mecanismos para abordar el acoso sexual.

Al profundizar la discusión durante la evaluación colectiva de cierre de esta reunión de socios, los socios de país expresaron su deseo de explorar la rendición de cuentas interseccional.

 

Avanzado con la prevención de VBG

La evaluación intermedia demostró que el programa ha logrado grandes avances durante los últimos dos años hacia la realización del cambio social que delinea en su teoría de cambio. Se identificaron áreas para continuar el enfoque y ampliar donde han logrado éxitos en el cumplimiento de los objetivos.  En otros casos se harán los ajustes estratégicos requeridos para  alcanzar los objetivos más amplios. En particular, la evaluación resaltó: la necesidad de seguir trabajando con líderes religiosos por su influencia clave en la comunidad; la necesidad de fortalecer las capacidades en la implementación de programas y enfoques transformadores de género a nivel institucional,  además de la necesidad general del programa de seguir profundizando en sus prácticas de rendición de cuentas ante las organizaciones y movimientos feministas y por los derechos de las mujeres, en los contextos nacionales y también internos, en todos los niveles.

El programa ha sido posible gracias a fondos del Ministerio del Exterior de Países Bajos (Holanda) y es coordinado por Rutgers Netherlands, Promundo-US, y Sonke Género Justice, con La Alianza MenEngage en el rol de contraparte técnica.

Para mayor análisis sobre Prevención+, incluyendo los aprendizajes y formas de avanzar favor visitar a: rutgers.internacional/programmes/prevention

Para mayor información sobre cómo lograr mayores niveles de rendición de cuentas de su organización favor visitar a: menengage.org/accountability

Fotografias: Kato James

 

Fotos:

  1. El Equipo de Prevención+ se detiene para tomar una foto del ecuador, camino a visitar uno de los sitios de Prevención+ en Uganda en el distrito rural de Bunshenyi, donde los socios del programa Salud Reproductiva Uganda (Reproductive Health Uganda – RHU) tiene varias clínicas para la salud sexual y reproductiva y clubes escolares para la prevención de violencia basada en género.
  2. Las personas participantes trabajan en grupos por mesa para discutir las implicaciones de “La Sostenibilidad en Contextos Cambiantes”, y los métodos a través de los cuales se puede asegurar la sostenibilidad continua de Prevención+ a nivel nacional en los años que vienen.
  3. Oswaldo Montoya, del Secretariado Global de la Alianza MenEngage, realiza una sesión sobre las Practicas de Rendición de Cuentas, llevando a cabo una actividad dinámica de la caja de herramientas de la Alianza MenEngage Toolkit con las personas participantes de Prevención+.
  4. Representantes del Equipo de Consorcio Prevención+  compartieron sus análisis sobre el diseño e implementación de la encuesta que formó parte de la evaluación intermedia y presentaron sus interpretaciones de sus hallazgos y resultados (De izquierda a derecha; Brian Heilman, Promundo; Wessel van den Berg, Sonke Género Justice; Ruth van Zorge, Rutgers Netherlands; Andre Lewaks, Sonke Género Justice)

 

Translate »